Por qué deberías pasar las Navidades en tu barco

Nautical Channel
Organization
22 Dic 2021
NOTICIAS | Otros

Si todavía estás debatiendo dónde pasar las fiestas, quizá la mejor opción sea pasarlas en tu velero. Navegar te otorga libertad y flexibilidad, permitiéndote adaptar mejor a tus necesidades y estresándote menos durante la Navidad.

Descubre las razones por las que pasar la Navidad en tu velero es una gran idea para estas fiestas.


Genial para el aislamiento

Debido a la COVID, pasar tiempo en tu velero te permite disfrutar del océano mientras te aíslas responsablemente y te mantienes a salvo del virus. Con un barco, puedes navegar por los mares y, dependiendo de las restricciones de cada país, pasar tiempo descubriendo nuevas culturas. 

Además, al viajar en tu velero te evitas el estrés de alojarte en camas en el extranjero, preocuparte por el dinero que has gastado al conseguir regalos para todo el mundo, quedarte atrapado en tráfico, las enormes colas en el centro comercial... eres tú (quizás también tu familia) y el océano. 


Piensa diferente

Los capitanes de veleros, los propietarios y las empresas que vieron la COVID como una adversidad han sido capaces de adaptarse y superar las dificultades causadas. Por otra parte, el BREXIT tuvo un gran impacto en el sector de la náutica.

Una empresa de superyates llamada MGMT decidió hacer algo inteligente para superar este problema. Como las normas de cuarentena para los navegantes eran diferentes entre los países de Europa, los yates podían venir al Reino Unido con protocolos menos estrictos para la tripulación, por un coste sorprendentemente barato. 

MGMT acogió a estos yates y se convirtió en personal de apoyo para ellos, suministrándoles las necesidades esenciales para que las tripulaciones/los propietarios pudieran permanecer en sus barcos de forma segura. Al igual que ellos, otras empresas apoyan con servicios a los propietarios de los barcos durante todo el año, lo que significa que es fácil restablecerse. 


Fiesta navideña a bordo

Como crucerista, puedes unirte a otros cruceristas de tu entorno y celebrar una fiesta navideña en la playa. Como no hay que viajar, el gasto es mínimo, y sólo tienes que comprar regalos a tu familia inmediata que está en el barco. 

Además, los cruceristas suelen compartir platos, lo que significa que hay muy poca preparación y una gran variedad de opciones. El ambiente es tranquilo y pacífico, todo el mundo está simplemente disfrutando de las vacaciones y no hay nada que pueda estresarte. 


Puedes relajarte y sentirte como en casa

Para los que sienten la presión de estar en casa para las fiestas, hay que aceptar que los tiempos cambian y que la COVID nos complica las grandes cenas de Navidad y el encuentro con todos nuestros amigos. En el velero, puedes relajarte, ahorrar cientos de euros y pasar el día de Navidad con otros cruceristas que comparten tus mismas aficiones. 

Más adelante, en otras épocas del año en las que es menos caro viajar, puedes ir a visitar a tus seres queridos y pasar tiempo de calidad con ellos sin preocuparte por la locura de las fiestas.