Básicos para la postura de surf correcta

Básicos para la postura de surf correcta

Oct 21, 2021

Tanto si eres un goofy o un regular en el surf, una correcta postura en tu tabla te ayuda a liberar todo tu potencial de surf y a mantener el equilibrio sobre la tabla. Con la técnica correcta ganarás equilibrio, te sentirás más cómodo cambiando de peso y acelerarás, frenarás y girarás con más control. 

El surf es muy diferente a otros deportes de tabla. Si ya has elegido la tabla de surf adecuada para ti, entonces súbete a la tabla para descubrir cómo mantener una buena postura de surf para surfear mejor. 


Goofy vs regular

Lo primero que debes hacer es determinar tu postura natural. Para ello, cae hacia delante y comprueba qué pierna te coge primero. Esta será tu postura de surf. Si eres un "Regular surfer" o pie regular, surfearás con el pie izquierdo hacia delante, mientras que si eres un "Goofy surfer" o pie goofy, lo harás con el pie derecho.

En el pasado los hawaianos solían surfear las olas con los pies en paralelo, sin embargo, ya no lo hacemos. Cuando adoptas una postura correcta, mejoras el equilibrio, la aceleración, los giros y el rendimiento general de las maniobras. 


De pie sobre la tabla

Adoptar una postura correcta te abrirá toda una nueva dimensión al optimizar la distribución del peso y ajustar tu cuerpo a las olas. Colocar los pies en el lugar correcto de la tabla de surf es el comienzo para una buena posición del cuerpo. 

Los dos pies deben estar centrados en la tabla de surf. Si la tabla tiene un stringer, pon los pies por encima de él. Si no la tiene, imagina una línea justo en el centro de la tabla y colócate aquí, ya que si te colocas en los lados de la tabla es probable que te caigas. 

Además, si te colocas demasiado atrás en la cola de la tabla, la desestabilizaras, te ralentizará y te caerás. Si eres principiante, mantener una postura baja te ayudará a mantener el equilibrio, pero no te pongas demasiado bajo. 

Anchura de los hombros: la distancia entre tus pies debe ser de una anchura de hombros o un poco más. Si tienes los pies a menos de esta distancia, es más difícil distribuir el peso. Además, mantén las rodillas flexionadas para absorber los impactos de la ola y tus manos deben estar cerca de los bordes de la tabla o al menos de tu cintura. 


¡Evita la postura de estar cagando!

Recuerda que estás surfeando, no haciendo caca. Este es uno de los errores más comunes que cometen todos los tipos de surfistas. En esta posición parece que estás sentado en el retrete con las rodillas separadas. 

La posición no es bonita y te dificultará el movimiento de las caderas al estar en la cara de la ola. Del mismo modo, debes intentar evitar la postura abierta. Esto es cuando apuntas tu pie delantero hacia adelante en lugar de hacia los lados. Con esta postura puedes ir hacia delante y hacia atrás, pero no tendrás control de lado a lado. 

Tienes que adoptar la postura del croissant, es decir, estar con los brazos semiflexionados con tu brazo dominante algo elevado. 


Los brazos también son importantes

Aunque las piernas son muy importantes, también lo son los brazos. Los brazos juegan un papel importante para mantener el equilibrio y la postura correcta de surf. Recuerda que tu mano izquierda debe estar fuera de la parte izquierda de la tabla, mientras que la derecha va fuera de la parte derecha de la tabla. 

Si tienes ambos brazos apuntando a uno de los bordes, es probable que pierdas el equilibrio. Además, ¡recuerda mirar hacia dónde vas! Puede que al principio te sientas abrumado tratando de poner tu cuerpo en la posición correcta, pero tu cabeza es tu volante y tiene que estar mirando hacia adelante. 


Enfrentándonos a la ola

Si vas a montar la ola, debes prepararte dependiendo del tipo de ola que vayas a surfear. Si se trata de una ola pequeña y baja, es posible que tengas que desplazar los pies hacia delante, hacia la nariz de la tabla, manteniendo una postura relativamente baja para seguir surfeando. Sin embargo, cuando la ola es de tamaño medio, moverás los pies hacia la cola. 

Una vez estás en la cara de la ola, el truco es mover tu peso hacia la posición central de la tabla. Esto maximizará tu tiempo de surf y podrás hacer más trucos en el agua. 

Si necesitas acelerar, desplaza tu peso hacia delante, y si quieres frenar, moverás tu peso hacia atrás, doblando la rodilla trasera. 

El surf consiste en divertirse, y se necesita práctica para dominarlo. Si te cuesta al principio, no te rindas. Estás a horas de entrenamiento para coger olas. Si te ha gustado este artículo, recuerda darnos un like en Twitter, Instagram y Facebook.

Noticias relacionadas