La canoa más antigua del mundo se encontró por accidente

La canoa más antigua del mundo se encontró por accidente

May 13, 2022

Bautizada como la canoa de Pesse por su ubicación, se trata de la embarcación más antigua conocida en el mundo. Encontrada por un agricultor local en 1955, esta embarcación prehistórica fue fabricada hace unos 10.000 años. 

Siempre se ha cuestionado cuándo empezaron los humanos a utilizar las embarcaciones, pero gracias a este hallazgo de 1955 hemos ampliado nuestros conocimientos sobre la Edad Prehistórica. Un agricultor descubrió la canoa de Pesse durante la construcción de la autopista A28 en los Países Bajos. Construida a partir de un tronco de pino silvestre, la canoa tiene tres metros de largo y 44 centímetros de ancho. 

Aunque al principio había dudas sobre si se trataba de una embarcación o no, se hizo un experimento con una réplica, demostrando que la canoa era estable en el agua. De este modo, la canoa Pesse pasaría a la historia como la embarcación más antigua del mundo hasta la fecha. 


Encontrada por accidente

La canoa está expuesta, junto con otros objetos prehistóricos, en el Museo de Arte e Historia de Drents, en Assen (Países Bajos). Se remonta al Mesolítico y se calcula que fue construida entre el 8040 y el 7510 antes de Cristo. 

Durante las obras de construcción de la autopista A28, que atraviesa verticalmente la mitad norte de los Países Bajos (de Utrecht a Groningen), un operario que retiraba turba cerca del pueblo de Pesse con su excavadora se topó con la canoa. 

Al principio pensó que era un tronco de árbol y no le dio mucha importancia. Sin embargo, un agricultor local, Hendrik Wanders, decidió examinar el hallazgo y llevárselo a casa para inspeccionarlo más a fondo. 


Análisis en profundidad

Wanders empezó a sospechar que el tronco ahuecado podría haber sido utilizado como canoa. Decidió llevarlo a la Universidad de Groningen para que los expertos pudieran analizar la canoa en profundidad. Lo que descubrieron fue que el tronco era en realidad una canoa, ya que tenía un fondo plano y una proa estrecha. Se construyó con el tronco de un pino silvestre utilizando herramientas de sílex o de cuerno

Además, un análisis en profundidad determinó que la canoa estaba fechada con carbono entre los años 8040 y 7510 a.C, durante el período Mesolítico Temprano. Este es el periodo en el que los homo sapiens eran cazadores-recolectores y los humanos empezaron a utilizar herramientas de piedra más afiladas y finas.  Se cree que se utilizaban para pescar en arroyos y lagos. 


Al principio, hubo mucho escepticismo en torno a la canoa de Pesse, preguntándose si era realmente una embarcación o no. El arqueólogo Jaap Beuker, conservador del Museo Drents de Assen, argumentó que en aquella época los humanos no eran ganaderos. Además, en 2001 construyó una réplica y pidió a un piragüista que la probara en un río cercano. De este modo demostró que la canoa era totalmente funcional. 

La canoa había podido permanecer intacta gracias a la ausencia de oxígeno en la turbera. Los investigadores decidieron liofilizar la canoa para evitar su descomposición mediante una técnica de congelación y sublimación habitual en la industria alimentaria. 

Similarmente, pastores de la zona encontraron el segundo barco más antiguo conocido en los alrededores del pueblo de Dufuna (Nigeria). La prueba de datación por carbono reveló que tiene unos 8.000 años de antigüedad. La canoa de Dufuna es aproximadamente 2000 años posterior a la canoa de Pesse. 


Noticias relacionadas