SS Delphine: El yate centenario que funciona a vapor

SS Delphine: El yate centenario que funciona a vapor

May 20, 2022

El SS Delphine es un yate emblemático que en abril de 2021 alcanzó un hito importante: celebrar su centenario. Ahora, un año más viejo, el yate ha sido renovado por dentro pero sigue usando vapor para desplazarse. 

"Es el único superyate del mundo que sigue funcionando hoy en día con sus motores de vapor de cuádruple expansión", -Emmanuel R Buetss, manager del SS Delphine


Los orígenes del SS Delphine

Aunque fue construido para Horace Dodge, pionero de la industria automovilística estadounidense, este yate de 78 metros de eslora ha acogido a jefes de Estado mientras planificaban tratados de paz. El SS Delphine fue botado en 1921 por Great Lakes Engineering Works. En aquella época, tenía el mayor tonelaje bruto de todos los yates de América. 

Originalmente estaba equipado con calderas Babcock & Wilcoz. Éstas suministraban energía a sus dos motores de vapor de 1.500 caballos. Sin embargo, la sala de máquinas se actualizó en 2003 durante una remodelación. Ahora, dos calderas acuotubulares alimentan las máquinas originales. 

En 1926, el SS Delphine estuvo a punto de ser destruido tras incendiarse y hundirse en Nueva York. Sin embargo, fue milagrosamente rescatado y restaurado. 


Bautizado como USS Dauntless

En 1942, el SS Delphine fue requisado por la Marina estadounidense y bautizado como USS Dauntless. Durante este tiempo, sirvió como buque insignia del Almirante Ernest King durante la Segunda Guerra Mundial. 

Una vez terminada la guerra, acogió al presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, al vicepresidente Harry S. Truman, al primer ministro británico Winston Churchill y al diplomático ruso Vyacheslav Molotov. Durante esta reunión acordaron tratados de paz de cara a la Conferencia de Yalta, el evento que determinó cómo se reorganizaría Europa después de la guerra.

"El estatus privilegiado de haber sido el barco del almirante Ernest King ciertamente le ayudó a evitar el desafortunado destino de otros barcos de vapor que no sobrevivieron a la guerra, permitiéndole deleitarnos hoy con su esplendor original". -Buetss


Tiempos de cambios

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, volvió a manos de la familia Dodge. Sin embargo, a lo largo de los siguientes 50 años cambió de propietario en varias ocasiones. Como resultado, en 1997 su estado había empeorado, por lo que, aunque el propietario pagó un precio muy bajo por el barco, tuvo que pagar 45 millones de euros para restaurar el icónico yate y devolverle su antiguo esplendor. 

La restauración duró 5 años y se priorizó mantener el diseño original de los años 20 que caracteriza al yate.

"Por eso, navegar a bordo del SS Delphine no es sólo un viaje marítimo, sino sobre todo un viaje en el tiempo que nos transporta a la Belle Époque de los años 20 en las decoraciones, tallas, dibujos de las paredes y alfombras que son réplicas exactas de los planos de 1921", -Buetss


Actualidad

"Navegar en el SS Delphine no es sólo un placer visual, sino también la oportunidad de disfrutar de una máquina de vapor que, más allá de su estética intemporal, también ofrece un confort único, sin ruidos ni vibraciones, olvidado por las agitadas máquinas modernas", -Buetss

Los actuales propietarios ofrecen eventos exclusivos a bordo del yate y charters para aquellos que quieran disfrutar de unas vacaciones en el Mediterráneo. El barco puede recibir hasta 26 invitados para dormir a bordo y hasta 150 invitados para eventos de día. También tiene espacio para 24 miembros de la tripulación. 

Te puede interesar: ¿Cuánto cuesta alquilar un yate de lujo?