Confiscado el megayate ruso Amadea en Fiyi

Confiscado el megayate ruso Amadea en Fiyi

Abr 21, 2022

Amadea es un impresionante megayate propiedad del oligarca ruso Suleyman Kerimov. La embarcación se encuentra atrapada en Fiyi, donde las autoridades locales y estadounidenses intentan incautarla. 

El megayate ruso es una de las últimas construcciones del astillero de lujo Lurssen. Se calcula que cuesta 300 millones de euros y pertenece a Suleiman Kerimov, un multimillonario y político afincado en Rusia. 

Desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero, una de las respuestas de los países de la OTAN ha sido la aplicación de listas de sanciones contra oligarcas conocidos por sus vínculos con el presidente ruso.

Artículo relacionado: Los superyates rusos que han sido incautados


Rumbo a Rusia

El magnate ruso tiene fuertes vínculos con el gobierno de Vladimir Putin y es un antiguo comerciante de petróleo estatal. Kerimov ha obtenido miles de millones de dólares con préstamos de bancos estatales y es uno de los principales accionistas de Gazprom. 

Kerimov ha sido objeto de sanciones internacionales en 2014 y 2018 también, y ahora está en la lista de sanciones de la UE, Estados Unidos y el Reino Unido, lo que significa que todas sus posesiones pueden ser confiscadas por los gobiernos locales. 

Kerimov buscó atracar a Amadea en un puerto amistoso, por lo que el mes pasado el megayate partió de México y navegó por el Océano Pacífico. Supuestamente, Kerimov quería llevar el Amadea al puerto ruso de Vladivostok, donde las sanciones internacionales no podían alcanzar al megayate. Sin embargo, en su camino se detuvo en Fiyi, donde se encuentra actualmente y las autoridades han detenido a la tripulación. 

Te interesará: Los oligarcas rusos mueven sus yates de Europa


A la espera de la incautación

Según informa Reuters, éste ha sido sólo el primer paso para conseguir la incautación del barco. Por el momento, las autoridades locales y estadounidenses están cooperando para establecer la identidad del propietario del Amadea. En la mayoría de los casos, los yates rusos registran sus barcos en las Islas Caimán, lo que permite a las autoridades estadounidenses incautarlos. 

El director de la fiscalía de Fiyi, Christopher Pryde, presentó una solicitud ante el Tribunal Superior en la que pedía que se impidiera al yate a motor Amadea abandonar las aguas de Fiji hasta que finalizara la solicitud de registro de una orden de incautación. De momento, las autoridades de Fiyi han incautado el Amadea y están a la espera de que se apliquen sanciones a la embarcación de lujo.

Tras la detención de la tripulación, un agente del Amadea ha negado a los medios de comunicación que el propietario del yate sea Kerimov o alguien relacionado con el presidente Vladimir Putin. 


Dentro del Amadea

El Amadea es un yate a motor con 106,1 metros de eslora. Ha sido construido por Lürssen y fue entregado en 2017. El superyate tiene un volumen de 4.402 GT y una manga de 18m. 

Espen Oino International trabajó en el diseño exterior mientras que Zuretti Interior Design se centró en el interior. El Amadea tiene capacidad para 16 invitados y alojamiento para 36 miembros de la tripulación, incluido el capitán. El yate tiene un casco de acero y una superestructura de aluminio, y sus instalaciones se extienden por cinco cubiertas. 

El exterior cuenta con una piscina de 10 metros e incluye elementos como un cine en casa, una sala de masajes y una sauna.