Descubriendo los yates de William Randolph Hearst

Descubriendo los yates de William Randolph Hearst

Nov 11, 2021

Lectura: 3.5 minutos

A pesar de no ser el más rico, William Randolph Hearst tuvo un gran impacto en los medios de comunicación impresos de su época. Era propietario de varios periódicos en todos los estados de EE.UU., entre ellos Motor Boating, del sector de la náutica. 

Te interesa: Entrevistamos en exclusiva a Didac Costa antes de la Transat Jacques Vabre

Su cadena de periódicos y su empresa de medios de comunicación se basaban en la prensa amarilla. Hacía hincapié en las historias de interés humano y en el sensacionalismo para influir en los medios populares del país. Su imperio mediático llegó a tener 20 millones de lectores diarios a mediados de la década de 1930. Sin embargo, durante la Gran Depresión, la mayoría de sus activos tuvieron que ser liquidados a pesar de que consiguió mantener el control de sus periódicos y revistas. 


Hearst libró una guerra de circulación con el New York World de Joseph Pulitzer al adquirir el New York Journal. Imprimió titulares sobre historias que presentaban crímenes, corrupción o sexo. Además, dio un carácter sensacionalista a las atrocidades españolas, pidió la guerra hispanoamericana y a menudo publicó sus opiniones personales en los servicios informativos. 

Fue elegido como demócrata a la Cámara de Representantes de EE.UU. en dos ocasiones, y se presentó sin éxito a la presidencia de los Estados Unidos en 1904, a la alcaldía de Nueva York en 1905 y 1909 y a la gobernación de Nueva York en 1906. Al final de la Primera Guerra Mundial, se convirtió en un feroz anticomunista y desconfiaba profundamente de la Liga de Naciones

Fue el principal inspirador del personaje principal de la película "Ciudadano Kane", de Orson Welles. William Randolph Hearst murió en Beverly Hills, Los Ángeles, en 1951 a la edad de 88 años. La actriz Marion Davies heredó 170.000 acciones de la Hearst Corporation, lo que le dio una participación mayoritaria. 


Un día de tragedias que casi acaba con Chaplin

Los periódicos de William Randolph tenían gran cantidad de "columnas de cotilleo" para vender más ejemplares. Por ejemplo, uno de los chismes incluía un incidente a bordo de uno de sus yates, el Oneida, en 1924. Según las noticias, Thomas Ince, un productor de cine independiente y actor, supuestamente fue herido de bala y murió a bordo. 

El 15 de noviembre de 1924 partía de San José el Oneida, el lujoso yate de Hearst. Hearst era conocido por querer saber si Davies le era infiel o no, y supuestamente vio cómo Chaplin besaba a Davies. Hearst no dudó ponerlo como objetivo de su arma, sin embargo la bala se desvió hacia Thomas Ince que pasaba por ahí en ese momento. 


Toraichi Kono, mayordomo de Chaplin, sumó más a estos rumores cuando acudió a recoger a su jefe y vió cómo salía el cuerpo sin vida de Ince. Al fijarse que la cabeza sangraba, dedujo que se produjo por una herida de un disparo. Esta historia se popularizó entre el servicio doméstico de las mansiones de Beverly Hills. Si a esto le añadimos que la viuda de Ince se instaló en Europa aparentemente con la ayuda económica de Hearst, la historia es aún más extraña. 

Por otro lado, se cree que esta historia es falsa y se debate si se trató de un caso de intoxicación alimentaria tras regresar a casa dos días después de abandonar el yate. Otras personas reclaman que Thomas H. Ince murió debido a un paro cardíaco a bordo del Oneida. En 2001 se publicó una versión ficticia de la muerte de Thomas Harper Ince llamada The Cat's Meow. Además, ha sido tema de varias obras de teatro.

Artículo relacionado: 5 barcos fantasma para un Halloween terrorífico


Los barcos de William Randolph Hearst

Además de ser el dueño del infame barco Oneida, el magnate de la prensa William Randolph Hearst fue propietario de otros grandes yates de vapor desde la década de 1920 hasta su muerte en 1951. ¡Descubrámoslos!


Buccaneer

Construido en 1888 por la Atlantic Iron Works de Boston (EEUU), tiene 45,26 metros de eslora. William Randolph Hearst lo puso al servicio de la Marina estadounidense para la guerra hispanoamericana. 


Vamoose

Construido en 1891 por Herreshoff en Bristol (EEUU), tiene 34,3 metros de eslora. Originalmente se desarrolló para la Marina estadounidense, el Vamoose contaba con un diseño de torpedos y era conocido por ser un yate a motor con una extraña estética para su época. 


Oneida 

Construido en 1897 por Harlan & Hollingsworth en Wilmington (EEUU), tiene 61,26 metros de eslora. Conocido por su trágica historia, William Randolph Hearth lo vendió en 1927.