Los yates de lujo de los famosos españoles

Los yates de lujo de los famosos españoles

Feb 25, 2022

Desde el famoso Drizzle de Amancio Ortega al Great White de Rafa Nadal, nos subimos a bordo de los yates de lujo más famosos entre la élite española. 

No cabe duda que navegar en un yate es cada vez una tendencia más acogida entre los más ricos. A pesar de su impacto medioambiental, cada vez son más los yates con alternativas sostenibles, cómo paneles solares y motores eléctricos o híbridos. 


Los yates de Amancio Ortega

A pesar de que el fundador de Inditex ya ha anunciado que pone a la venta el Drizzle y se comprará otro yate de Feadship, sigue siendo uno de los dos yates de los que disfruta el multimillonario español con su familia, especialmente con Marta Ortega. 

Ubicado en su mayoría en el puerto de La Valeta, Malta, es el yate con el que recorre el Mediterráneo. Mientras, el Valoria B se encuentra atracado en el puerto deportivo Juan Carlos I de Sanxenxo y es con el que navega por la costa gallega. 

Ambos yates han sido construidos por Feadship, el astillero que también creó el yate de Steve Jobs. El Drizzle puede acoger a 10 pasajeros repartidos en cinco camarotes de lujo, y albergar una tripulación de hasta 18 personas. 


Este yate consume mucho: sólo de tenerlo en marcha consume alrededor de 500 litros por hora. Además, contando con la tripulación, el combustible, mantenimiento y los servicios, el Drizzle genera unos gastos de unos 4 millones de euros al año. 

Sin embargo, Amancio Ortega Gaona parece preferir el Valoria B, sucesor del primer Valoria. Se trata de un barco más modesto: mide 47 metros de eslora y acoge a 8 invitados. Con él, recorre el litoral gallego con su familia y amigos al precio de 35 millones de euros. 


El yate de Isak Andic, fundador de Mango

Isak Andic, el fundador de Mango, cuenta con el velero Nirvana Formentera, que fue construido por Vitters. Este yate tiene 53,5 metros de eslora y durante la construcción Andic eligió a un arquitecto y estudio barcelonés para encargarse de su interiorismo. En cuanto a su exterior, es de estética francesa. 

Con un precio cercano a los 30 millones de euros, se asemeja en tamaño y precio al Valoria B de Amancio Ortega. Además, fue diseñado para ser uno de los veleros más veloces, aunque también cuenta con tres camarotes y suficiente espacio para celebraciones entre familia y amigos.